El Peatón del Aire

Categorías:

Archivos:

<Junio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
             

Documentos:

  • Pesadillas que nunca tuve

  • Blogalia

    A Ciudad Esmeralda, Maika

    La máxima de un buen peatón pasa por huir del betún, pues las muescas de los zapatos son la tarjeta de visita de las aceras que patea; postales de polvo y grasa, pisotones y rozaduras a modo de álbum de recuerdos único. Al llegar el verano un nubarrón intentaba atropellarme, sin respetar paso ni norma alguna, así que decidí buscarme unas buenas calzas con las que escribir cientos de aventuras. Así, en los peores momentos, puedo mirarlas y decir: “que nos quiten lo bailao”.
    No eran los chapines de rubíes de la bruja del este - menudo ridículo haría - pero desde que adquirí mis rojas zapatillas se me pasó por la cabeza darles la magia que necesitaban: Han recorrido todo Ámsterdam, han bailado en primera fila viendo a Söber, y se ha burlado de la presencia de los más férreos porteros y gorilas de los más distinguidos garitos (¡y a veces incluso sin pagar!). Y ahora que la tormenta me atropella, cojo el par, me los calzo y me pongo a caminar sin rumbo, orgulloso de mi pasaporte con suelas.

    A mi amiga Maika le ha sorprendido la tormenta sin un buen calzado, pero yo estoy seguro que puede conseguir unos buenos chapines, que a ella sí que le sentarían bien. Elige unos del color de la alegría y la esperanza, y dirígete a Ciudad Esmeralda. Sigue el camino de baldosas amarillas acompañada de tu Miriam y tus amigos – que no conocidos -, y por más que dudes, nunca lo abandones, que acechan campos de amapolas venenosas y monos alados. Y recuerda: la bruja del oeste odia las sonrisas, es tu mejor arma.

    Convierte tu historia en maravilloso cuento, no en vulgar historia de sobremesa. No estás tan lejos como crees de tu felicidad, querida Maika; sólo un poco desorientada, mareada de tanto girar sin rumbo aparente. Rompe el maleficio en infinitos e insignificantes pedazos y písalos con tus zapatos mágicos. Ve más allá del Arco Iris, a Ciudad Esmeralda, Maika. Cuando llegues, pregunta por Oz, es amigo mío.

    PD:
    “El falso mago lo miró con atención.
    -Bueno – dijo con un suspiro -, no soy un mago, como te he dicho, pero si vienes a verme mañana por la mañana, te rellenaré la cabeza con un cerebro. No obstante, no puedo decirte cómo utilizarlo; eso debes averiguarlo por ti mismo.
    -¡Oh, gracias! ¡Gracias! –exclamó el Espantapájaros-. No temas que ya me las arreglaré para utilizarlo.
    -Pero, ¿y mi valor? – preguntó ansiosamente el León.
    -Estoy seguro que tienes valor suficiente –respondió Oz-. Lo único que necesitas es confianza en ti mismo. No hay ningún ser viviente que no tenga miedo cuando se enfrenta a un peligro. El verdadero valor está en enfrentarse al peligro cuando se tiene miedo, y esa clase de valor tú la tienes en abundancia.
    [...]-¿y mi corazón¿ -preguntó el Leñador de Hojalata.
    -¡Ay! En cuanto a eso –respondió Oz-, creo que te equivocas al pedir un corazón. No sirve más que para hacer sufrir a la mayor parte de la gente. Si supieras la suerte que tienes al no tener corazón...
    -Eso depende de cada uno – dijo el Leñador de Hojalata-. Yo, por mi parte, soportaré en silencio todas las desgracias si me das un corazón.
    -Muy bien – dijo Oz humildemente-. Ven a verme mañana y tendrás tu corazón. Llevo tanto tiempo haciendo de Mago, que no veo por qué no voy a seguir un poco más.”

    (extraído de "el mago de Oz" de L. Frank Baum)

    2003-08-13 04:06 | Categoría: | 2 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://peaton.blogalia.com//trackbacks/10555

    Comentarios

    1
    De: maika Fecha: 2003-08-14 03:18

    Muchas gracias por tu consejo, por tu apoyo, por todo lo que me dices porque en verdad tus palabras sirven de aliento a pesar de que tu vida tampoco es como la deseas.
    Si a la bruja no le gusta mi sonrisa...se va a tener que fastidiar porque a la gente que me quiere y que me valora le encanta verme sonreir y no pienso defraudarlos, porque ellos son los que me ayudan a que mi sonrisa merezca la pena.
    A partir de hoy, y gracias a ti querido amigo caminare rumbo a mi Ciudad Esmeralda...espero que tú me ayudes a llegar y a calzarme esos chapines de color esperanza. :)
    Te quiero mucho...no lo olvides nunca



    2
    De: satis Fecha: 2003-08-14 06:16

    yo seguire los pasos de maika hasta ke la zuela de mis zapatos se desgasten y cuando eso ocurra los mostrare al mundo y dire ke hice lo ke pude por ser feliz y ke no me costo mucho trabajo por ke siempre tube amigos ke me ayidaron y por supuesto el apoyo de la persona ke kiero y ke sempre kerre. gracias por estar cicu espero estar cuando lo necesites . tu amigo satis



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.80.219.137 (2886a496cb)
    Comentario

    © 2002 - 2003 Don_Cicuta
    Powered by Blogalia