El Peatón del Aire

Categorías:

Archivos:

<Junio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
             

Documentos:

  • Pesadillas que nunca tuve

  • Blogalia

    En defensa del Neoluddismo

    Hay quienes creen que un ingeniero informático como yo debe rendir culto al Dios de la Luz Eléctrica; que debo pasar las horas admirando el metal, besando el plástico o rindiendo culto al silicio. Un extraño ser que, por obra y gracia del Gran Pitufo, le han sido reveladas las grandes preguntas del Universo: ¿Qué sistema operativo es mejor? ¿qué escáner me compro? ¿Cómo se piratea un DVD?

    Así que uno se ve envuelto en largas conversaciones sobre ordenadores, móviles, y cachivaches de todo tipo que pronto dejarán de ser útiles y engrosarán los cementerios inorgánicos. Contertulios lanzándose acrónimos, rendimientos, trucos, comparativas y precios envueltos en nuevo traje de emperador. Académicos de foros de “marujería informática” que ponen a parir lo que no conocen.

    Siempre pensé que hacen falta más inventos como la fregona, que levantó de su esclavitud arrodillada a muchas mujeres y a unos pocos hombres. Pero tanto los militares como los reyes magos se empeñan en someternos a las más caprichosas disciplinas tecnológicas. Vivimos en un mundo de miedo nuclear y pánico a quedarnos sin batería en lo mejor de la conversación.

    Véase el ejemplo: Un jovencito, como premio a no dar palo al agua, recibe de sus padres un móvil última generación de los que hacen fotos; y retrata lo que más le motiva, es decir, las posaderas de una de sus compañeras de letra de curso. Curioso uso que no aparecía en el anuncio del citado aparato, ni en los esquemas de los que tuvimos el dudoso honor de soportar la marimorena que se montó.

    En episodios como estos, es cuando uno se acuerda de un tal Ned Ludd - más leyenda que historia - y desea tomarla con estos aparatejos made in Belcebú. “Ludd, junto a Herodes, patrones de los profesores”. Pero uno sigue enamorado de la tecnología: destornilladores, botones, lápices, y un sinfín de sencillos inventos utilísimos, de cuyas malignas aplicaciones bien compensadas se ven.

    2003-01-16 17:04 | Categoría: | 2 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://peaton.blogalia.com//trackbacks/4828

    Comentarios

    1
    De: Algernon Fecha: 2003-01-16 18:17

    Estoy de acuerdo contigo. Es ésta una sociedad en la que se profesa muy a menudo cierto culto al metal, a la máquina... una especie de idolatria... deberian ser las máquinas las que nos sirvieran... y en vez de eso... muchas veces... nosotros servimos a nuestras creaciones (sin ir más lejos, una fotocopiadora laser grande necesita más cuidados que un bebé) XD



    2
    De: Epaminondas Pantulis Fecha: 2003-01-17 08:18

    Yo iba a decir que esto de la dependencia tecnológica es malo, pero tengo un core de 200 megas en el disco duro y lo tengo que depurar...



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.92.178.105 (80ac1f1e9a)
    Comentario

    © 2002 - 2003 Don_Cicuta
    Powered by Blogalia