El Peatón del Aire

Categorías:

Archivos:

<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             

Documentos:

  • Pesadillas que nunca tuve

  • Blogalia

    Hambre

    Es increíble lo hacendoso que es mi metabolismo, que toda chispa de caloría la guarda cual hormiguita en el hormiguero de mi barrigota, o de mi panadero culo. Mal oficio para esta época, pues desde que la mujer ha empezado a fijarse en esta parte de la anatomía masculina, los regordetes vamos de ídem. ¡Y a mí que me dijeron que nunca valorara a las señoras por su trasero!

    Ha llegado el momento de plantar cara a esta curva de la felicidad antes de que me termine de amargarme la vida; línea a la que haciéndole un exhaustivo análisis llego a la misma conclusión: si no puedo dar las clases a ritmo de aerobic para evitar el sedentarismo, ni hacer una dieta adecuada en un comedor escolar, ni me da la gana cambiar de estilo de vida, ha llegado el momento de pasar hambre.

    Hacer régimen es muy sencillo, pues yo lo empiezo todos los lunes; mas este juego de sumar poco y restar mucho deja pronto de serme factible sin tener que acudir a ningún tópico: simplemente el hambre me pone de mal humor, bloquea mis sentido y agria mis habituales buenos modales. Y no creo que los demás tengan que pagar los platos rotos, que son los que menos comida pueden llevar.

    Y con el hambre, el ejercicio. Recorrer caminos al rítmico trote de la respiración o del jadeo, según las toxinas acumuladas; luchar despiadadamente contra un cuerpo que te pide clemencia, un sofá donde desparramarse. ¡De eso nada! ¡Otra vuelta más! El descansar está eliminado de mi diccionario, pero juro que no me lo he comido. Hambre y cansancio, creo que mi humor no va a dar mucho de mí.

    Todo sería más fácil con una motivación. Uno quiere pensar que las mujeres no se asoman por mi físico, pero no estoy seguro de querer descubrir qué pasaría si tuviera un tipo un par de tallas menor. Por muchas palabras que oiga, lo importante es el envoltorio, y la que no se lo crea, que venga y me lo demuestre con un beso, ¡leches! Ups, perdón... ¿lo veis? ya se me ha agriado el carácter

    2003-05-12 23:58 | Categoría: | 2 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://peaton.blogalia.com//trackbacks/7935

    Comentarios

    1
    De: Noria Fecha: 2003-05-13 03:05

    Jeje el veranito trae ese tipo de problemas. Me pasa a mí algo parecido... Pero gana mi pereza y mi poca constancia y al final nunca hago nada de nada!
    Apuesto a que llegarán esos besos sin que ni siquiera los pidas ;)
    En cuanto al carácter... el agua con azúcar que se toma después de hacer deporte para las agujetas.. te lo endulza de nuevo! ;P No dejes que nada te cambie.



    2
    De: maika Fecha: 2003-05-13 23:25

    Siempre por estas fechas nos angustiamos porque nos sobran carnes por algun lado. Mi queridísimo amor platónico, quiero que sepas que lo más hermoso de tí no va a estar en tu físico por mucha dieta que hagas, lo más hermoso de tí está ahí donde yo y mucha más gente supimos mirar un día para porder quererte.
    Cuidado con las dietas cariño, a veces pueden hacer mas mal que bien.
    Y recuerda, si se pueden fijar en alguien como yo,...también lo pueden hacer en tí.
    Besos ;)



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.163.209.109 (47c5376bc3)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    © 2002 - 2003 Don_Cicuta
    Powered by Blogalia